Equipo de Titularidad

Saludo del director general

Educamos para la vida: entra, por favor

Déjame comenzar como debo: dándote la bienvenida a la web de nuestra Fundación; y agradeciéndote que emplees un poco de tu tiempo en visitarnos y conocernos; o en conocernos mejor, si ya sabías de nosotros o de nuestros colegios.

Me presento: soy el Director General del Equipo de Titularidad de la Fundación Educativa Franciscanas de Montpellier, que aglutina a seis centros educativos católicos, concertados en la mayor parte de sus etapas, en cuatro comunidades autónomas (Aragón, Euskadi, La Rioja y Madrid).

En el Equipo de Titularidad nos ocupamos en intentar -permíteme la metáfora musical- que “suene” lo mejor posible la partitura elaborada por el Patronato de nuestra Fundación. Y que lo haga -desde nuestros distintos centros- armónicamente, como una buena coral, donde las voces -todas diversas- aportan un magnífico resultado: muy superior al de cada una de ellas. Lo hacemos siempre pensando en el público. En cada uno de nuestros alumnos, de nuestras familias.

Somos Escuelas en el Arte de la Vida. Y, en estos tiempos complejos (que lo son, pero, aunque no lo fueran), nos volcamos en enseñar a ser.

Queremos estar centrados en educar a los ciudadanos del mañana, en formar profesionales competentes, pero -no menos- personas íntegras: queremos alumnos capacitados, preparados para dar cada uno lo mejor de sí; queremos alumnos con valores; y alumnos felices; y que lo sean más cuando piensen en entregar, en entregarse, más que en recibir.

Somos colegios católicos y, específicamente, estamos enraizados en el carisma franciscano. No en vano, la Congregación que constituyó el Patronato fue fundada por Carolina Baron, Madre Francisca del Espíritu Santo. Y tenemos claras nuestras raíces. Y lo que ellas conllevan.

Desde el Equipo de Titularidad, te comentaba, buscamos una armonía en el canto coral que queremos ofrecer a la sociedad. Y ello lo hacen posible nuestros profesionales, los que están en primera línea: desde los equipos directivos de los centros, a un profesorado vocacional “entregado” a cada alumno, o un PAS imprescindible también para la educación de cada niño, de cada joven, con el que se cruza cada día en el entorno del colegio. Porque, si bien la familia y los profesionales docentes son clave, estamos convencidos de que “educa la tribu entera”.

Como Equipo de Titularidad estamos orgullosos de la profesionalidad, de la vocación con que trabajan nuestros empleados, a quienes les vincula con nosotros algo que es mucho más importante que un contrato laboral: les vincula un proyecto; les vincula un sentimiento: el orgullo de pertenencia. Un orgullo que es íntimo y que para nada contradice la humildad franciscana, ni la minoridad que nos transmitió San Francisco de Asís, que quiso enseñarnos a servir.

Por ello, en eso estamos. Con esa actitud queremos trabajar desde el Equipo de Titularidad: somos servidores de servidores. Nuestro objetivo es que todo funcione eficientemente (la austeridad -esencial para la sostenibilidad, además de imprescindible es un rasgo de nuestro carisma) en beneficio de los verdaderos protagonistas: estudiantes y familias.

A ellos nos debemos y para ellos trabajamos defendiendo y difundiendo nuestro Carácter Propio, Misión, Visión y Valores. Ese es el gran objetivo compartido: la sinfonía de la partitura.

Buscamos que nadie que desee incorporarse a nuestros colegios deje de hacerlo; trabajamos a fin de que nuestra Fundación pueda llevar a cabo el amplio objeto social para el que se constituyó.

Y para todo ello, además de los músicos, necesitamos el compromiso del público, de un público fiel, que comparte y disfruta de nuestra melodía.

Porque sin ese compromiso -el tuyo, el de aquella otra familia, el de tantos- todo esto no sería posible.

Todos debemos aportar, en la medida de nuestras posibilidades, a este proyecto común al que te convocamos.

Queremos que, una vez nos conozcas, te sientas en casa. Porque todo nuestro trabajo busca eso: que te sientas identificado; que formes parte de esta familia que te acoge con los brazos abiertos.

En la familia, todos sumamos, todos arrimamos el hombro y todos valoramos a los nuestros por lo que son y no por lo que tienen. Todos queremos -y debemos- crecer. Crecer por dentro.

Para ello buscamos tus ideas, tus sugerencias, tus aportaciones.

En el Equipo de Titularidad estamos al servicio del Patronato, es obvio, y, por ello, cómo no, al de nuestros colegios y quienes forman parte de estos; pero -más concretamente- queremos estar a tu servicio: porque sin alumnos, sin familias, todo esto no tendría sentido. No tendría objeto.

Y lo tiene; uno y muy grande; para él trabajamos: queremos ayudar a construir una sociedad mejor, cooperando a que esta sea posible con personas honestas, serviciales y felices; felices de avanzar en la consecución de una vida -en lo personal y en lo profesional- lograda; una vida que haya merecido la pena, precisamente por lo que ha dado, por lo que ha compartido.

Ojalá te sumes a ella. De hecho, permíteme una confidencia: te necesitábamos; te queríamos sumar… Te estábamos esperando, contamos contigo.

Quiero terminar con dos citas de nuestra fundadora que resumen magníficamente nuestra Misión de cada día:

“Solo llegando al corazón estáis haciendo verdadera educación”.
“Para actuar con acierto en la formación de los alumnos es necesario conocerlos; esforcémonos por conseguirlo”.

¡Ven a las Escuelas en el Arte de la Vida!

Un abrazo y muchas gracias.
José Luis Castro Rivas

DIRECTOR GENERAL Y RESPONSABLE DEL ÁREA PEDAGÓGICA, DE CALIDAD E INNOVACIÓN

D. José Luis Castro Rivas.

RESPONSABLE DEL ÁREA DE ADMINISTRACIÓN Y FINANZAS

Dª. Mónica García Hernández.

RESPONSABLE DEL ÁREA DE PASTORAL

Dª. Cristina Bueno Virgós.

RESPONSABLE DEL ÁREA DE PERSONAS

Dª María González Álvarez.

RESPONSABLE DEL ÁREA DE COMUNICACIÓN Y RELACIONES INSTITUCIONALES

D. José Iribas Sánchez de Boado.

[rrss_buttons twitter=’on’ facebook=’on’ pinterest=’on’ linkedin=’on’]

_

ENTRE TODOS ILUMINAMOS
EL MUNDO

Solo llegando al corazón hacemos verdadera educación

Carolina Baron